.

.

.

Reseñas Lij (OCTUBRE 2013)


 
Cuentos en rima para leer en la tarima 
María Luz Malamud
Ilustrado por Alejandra Karageorgiu
Ediciones del Naranjo
Colección: Luna de Azafrán
Nº de páginas: 32
Buenos Aires, 2013


Por Marisa Pérez Alonso (*) 


El libro presenta un repertorio de tres poemas narrativos que recrean cuentos tradicionales propios de la tradición oral. El ritmo del verso y las rimas disparatadas mantienen un encanto y la espontaneidad de las mejores rondas y cantos infantiles. Malamud brilla en el tratamiento de temas provocadores del humor efectivo, de la libertad de elección, de la búsqueda de los propios gustos y preferencias. 
Tres desopilantes historias con un toque de ternura convencen al lector de participar en el juego lingüístico y estético propuesto por la autora, juego de palabras e ilustraciones plenas y rebosantes de estímulos para los sentidos. 
¿Con quiénes nos encontraremos en este viaje? 
  • Con un hada golosa, pequeña, muy pequeña, pero con el hambre de un elefante y con una bruja “desbrujada” que posee frutas hechizadas cargadas de secretos maravillosos. En el primer poema rimado nos encontramos con ilustraciones en tonos rojizos, símbolos de los impulsos, nos dan un trasfondo sabroso, opulento, repleto de satisfacciones para nuestra lectura, un lugar donde meter la cabeza y el corazón. 
  • Y si de colores se trata… el segundo cuento con rima está “dipinto di blu”, ya que los tonos azulados empapan a un lobo "ni feroz": azul de noche, azul de misterios. Noche de lobizones y lobeznos. Aullidos color de noche, aullidos color de miedo. Dientes que reflejan la luz de la luna, dientes y arroces para la buena fortuna.
  • El último cuento cargado de tonos verdes, como la piel de las tortugas y verde de la inmadurez de una princesa llamada Blancanieves. Verde de la rabia de su madrastra malvada; verde brillante para las frondas del bosque donde el leñador la despide, verde de esperanza como el corazón de los siete príncipes enanos que se enamoraron de ella, aunque éste no sea el cuento que contaba de su belleza. 
Un libro cargado de colores, olores y guiños con los cuentos populares, ilustrado por Alejandra Karageorgiu quien usa diversidad de tonos y dibujos a doble página para expandir el mundo creado hasta más allá de los bordes. 
Son cuentos que me llevaron de viaje a un mundo de historias antiguas y recobradas, una travesía por los cuentos populares con ojos nuevos y asombrados. Viajes inesperados y hasta donde el viento me acaricia la cara para darme mil veces ganas de volver a leer y leer. Un libro maravilloso, risueño, prodigioso como un puerto donde quiero volver, con mi pequeño barco de papel. Para leer algunas noches de insomnio y días de sol, también. 

(*) Marisa Pérez Alonso: docente y escritora. Se licenció en Literaturas Modernas (UNCuyo). Participa activamente de la Asociación EDELIJ. 

No hay comentarios: